AvancesNoticias

Economías comunitarias y feministas

By 28 septiembre, 2021 septiembre 30th, 2021 No Comments

Economías comunitarias y feministas, es un trabajo que lleva más cuatro años, donde Andrea Neira, ganadora de la octava versión del Premio Jorge Bernal que entrega la Cooperativa Confiar, con su equipo de la Universidad Central hacen un cierre de este proceso dirigido a la comunidad firmante de paz, con la presentación de algunas de las experiencias que participaron en el DiplomadoEconomías comunitarias y feministas, una apuesta por la sostenibilidad de la vida.

Economías comunitarias y feministasDel Diplomado se graduaron 14 firmantes de paz, entre mujeres y hombres, de 12 departamentos de Colombia. Esta experiencia pedagógica será publicada en un libro que contará  tanto las experiencias y aprendizajes de los participantes, como el reto de diseñar una propuesta educativa en medio de una pandemia.

Propuestas participantes

  • ASOMANUELITAS es una iniciativa de mujeres firmantes de paz del Cauca. Ellas buscan su autonomía económica con procesos productivos amigables con el medioambiente. Además, pretenden poner en práctica la redistribución de las tareas del cuidado, que han sido recargadas culturalmente en las mujeres y de los excedentes o ganancias del proyecto para suplir necesidades comunitarias.
  • ASMUPROPAZ es liderado por mujeres, pensado desde las necesidades del territorio. Su interés está en trabajar de la mano de los hombres para lograr equidad de género.
  • De Mano En Mano es una cooperativa de Bogotá. Tiene el propósito de comercializar los servicios y productos de las iniciativas vinculadas a ECOMUN, como respuesta a las dificultades que han tenido los firmantes de paz para una distribución eficiente.

Entre todos los aprendizajes, destacamos la importancia de la juntanza, el trabajo comunitario, el reconocimiento de las tareas del cuidado como parte fundamental de la economía, y, finalmente, poner la vida en el centro de todos los procesos que se quieran emprender.

“La resistencia también puede ser económica, desde la cotidianidad y comunitaria”.